lunes, 14 de febrero de 2011

Cómo conseguir que la caminata sea un deporte sencillo

La caminata es un ejercicio seguro, saludable, tonificante, relajante y agradable.

Caminar es una actividad popular que no demanda edad ni condición física, tampoco necesita gran equipamiento.

Una caminata 30 minutos tres días a la semana bastará para mejorar tu figura.

Ahora no hay pretexto para realizar este ejercicio ya que existen varias opciones, aprendamos de qué se trata cada una.

* Para las perezosas: si eres de aquellas personas a las que les aburre el caminar, plantéate un recorrido por un centro comercial, aunque sin parar en cada escaparate. También puedes citarte con alguien para tomar un café en un lugar que te obligue a andar a paso ligero unos quince minutos.
* Para las muy ocupadas: si no tienes tiempo de salir a caminar, sube las escaleras, ve a comprar el pan, etc. Son actividades diarias que realizamos por necesidad y hacerlas caminando nos brinda beneficios para la salud; previene la hipertensión, fortalece los músculos y mejora la calidad del sueño.
* Caminata dinámica para la familia: el “nordic walking“, es un nuevo concepto deportivo. Consiste en caminar con unos bastones especiales y utiliza una técnica parecida a la del esquí. Permite andar por las riberas de los ríos, las praderas y las montañas. Este deporte moviliza aproximadamente un 90% de los músculos.

Para optimizar la caminata debes empezar con la espalda recta. De lo que se trata es de sentirte como un atleta, manteniendo la cabeza alineada con el tronco y pelvis, los hombros rectos y balanceando ligeramente los brazos.

Procura caminar de manera que el talón toque el suelo antes que el resto del pie, y realiza estiramientos antes y después, para evitar dolor y rigidez en los músculos y articulaciones.

La vestimenta adecuada para una cómoda caminata es la siguiente:

* El vestuario: vestir de forma sencilla y confortable. Una falda o pantalón amplios que permitan mover las piernas con facilidad y camisetas o camisas de algodón que permitan transpirar sin dificultad.
* El calzado: este debe ser cómodo. De ser posible, unos zapatos deportivos o cualquier zapato cómodo que sujete bien el pie.

Recuerda que las caminatas frecuentes poseen un efecto acumulativo. Si se quema 200 calorías cada día de caminata, en un año se puede perder 10 kg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada