miércoles, 23 de febrero de 2011

Trabaja cuerpo, mente y espíritu

A través de nuestro nivel de resistencia, coordinación y equilibro nos podemos dar cuenta en qué condiciones de salud está nuestro cuerpo para ser correctamente trabajado y obtener la figura deseada. Una interesante opción de entrenamiento físico es la esferodinamia, que a través del uso de pelotas construye una relación armoniosa entre el organismo y el espacio

Esta esférica técnica utiliza balones de distinto diámetro para trabajar la percepción corporal y espacial, a la vez que mejora la postura con ejercicios de estiramiento y alineación. Al poner énfasis en el aprendizaje a través del cuerpo en movimiento, se desarrolla no solo la destreza física, sino que se convierte en un divertido juego que involucra cuerpo, mente y espíritu.

Los ejercicios esferodinámicos son de dos clases: estáticos y dinámicos. Los primeros pueden ser practicados por gente de toda edad, mientras que los dinámicos están orientados a quienes deseen un entrenamiento físico más completo y exigente. Asímismo, el tamaño y material de las denominadas “pelotas de estabilidad” se adaptan a las necesidades y características de cada persona.

El uso de los balones permite aumentar la movilidad de las aurículas, la fuerza y la capacidad cardiovascular, por lo que es muy popular en los ambientes terapéutico y deportivo, dadas sus ventajas en el control y desarrollo de los movimientos. Con la esferodinamia se aprende a “soltar” peso, de modo que se ajusta el tono muscular y se aprende a regularlo. De esta manera, nuestro cuerpo será el que deseamos y gozará de mucha salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada