lunes, 21 de febrero de 2011

Cómo combatir la celulitis en 30 días

Acerca de uno de los problemas de belleza que aqueja a las mujeres, la celulitis, se ha escrito mucho y las principales firmas de belleza se esmeran en lanzar al mercado cada día productos innovadores en el afán de ayudarnos a combatirla.

En esta oportunidad te proponemos un plan acelerado que te permitirá perder esos kilitos de más, alisar la piel y reducir hasta dos tallas. Eso sí, te recomendamos que seas constante y no decaigas con el uso de las cremas día y noche, cuides tu alimentación y realizes ejercicio. Solo debes sacrificarte durante 30 días y podrás disfrutar de tu nueva figura.

En primer lugar debes conocer cuál es tu problema. Examínate cuidadosamente ya que una cosa es padecer de celulitis y otra totalmente diferente es haber ganado unos kilos y querer reducir una talla.

La celulitis afecta tanto a delgadas como llenitas, inicialmente casi no se nota, pero si presionas la piel verás que allí están los temidos bultitos. Recuerda que si no te cuidas la piel de naranja tiende a volverse permanente.

En cambio si notas que hay zonas de tu cuerpo con la piel más blanda como en el vientre, nalgas o interior del muslo es porque la flacidez empieza a hacerse presente, por lo que debes realizar algún ejercicio, procura no pasar del sofá a la cama o de la silla del ordenador al coche y simplemente empieza a moverte más.

* Cremas + masaje: Las nuevas fórmulas que combaten la celulitis son más efectivas y cada vez más fáciles de aplicar, sin embargo el secreto está en acompañarlas de un buen masaje, ya que la activación de la circulación sanguínea hace que absorbamos mejor los ingredientes activos encargados de eliminar la grasa. Un consejo: aplícate el producto después de la ducha, con la piel aún húmeda en la zona que necesitas reducir y recuerda que debes ser constante, usándolo en la mañana cuando te levantes y noche antes de acostarte.
* Consume proteínas: Elimina totalmente de tu dieta las pastas, el pan y las bebidas azucaradas. Una alimentación rica en proteínas ayuda a prevenir la flacidez y quemar la grasa acumulada. Desayuna un buen batido de chocolate light o café con leche desnatada acompañado con un huevo duro o unas tajadas de pechuga de pavo, a media mañana puedes beber un yogurt o una infusión o comer una manzana. Para el almuerzo y la cena escoge entre pescado, pollo o carne a la plancha o vapor combinado con una ensalada (almuerzo) o verduras hervidas (en la noche); esta es una forma de evitar la retención de líquidos, según confirman los médicos. Además, debes beber como mínimo 6 vasos de agua al día.

Sigue este tratamiento y acompáñalo con un plan de ejercicios específicos o tratamientos en cabina y obtendrás sorprendentes resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada