miércoles, 23 de febrero de 2011

Cómo lograr belleza interior y convertirla en belleza exterior

La belleza no se trata solamente de cómo luces, qué estas usando o cómo hueles. A pesar del énfasis actual de la sociedad con respecto a lo que luce bien, está de moda o totalmente in, la belleza que le da demasiada importancia a lo físico y toma en cuenta sólo estas pequeñas cosas tiende a ser algo superficial.

Lo que definitivamente es verdad es que belleza real no se juzga por cómo combinamos los colores de la paleta o si la ropa que usamos nos realza la figura o si nuestro peinado es bonito y moderno. Estas son sólo las plumas que nos hacen ver hermosas, sin embargo la belleza física se desvanece con el tiempo.

La verdadera belleza es lo que somos interiormente, la paz y la serenidad que mantenemos por dentro. Esta paz y serenidad tiene beneficios para nuestro cuerpo y mente.

Tener paz y serenidad interior reduce el estrés y refuerza la mente y la convicción de tomar más retos y encararlos más sólidamente mientras van viniendo. Todos conocemos los méritos de vivir una vida libre de estrés. Mientras experimentemos el menor estrés posible, nuestro cuerpo es menos susceptible a enfermedades como infecciones respiratorias, problemas digestivos y hasta algunos tipos de cáncer. Después de todo el estrés debilita nuestro sistema inmunológico y es nuestro sistema inmunológico el que mantiene las bacterias y microbios causantes de enfermedades controlados. Mantener una vida libre de estrés mantiene las enfermedades lejos de nosotros.

Uno de los beneficios más visibles de tener paz y serenidad en mente y cuerpo es que esa tranquilidad interior se irradia a nuestro alrededor, nos hace más asequibles, nuestra piel resplandece, nos hace sonreír y lo más importante, nos hace lucir más jóvenes.

Los rituales necesarios para ganar paz y serenidad son muy simples y no toman mucho tiempo. Puede ser algo tan fácil como una caminata alrededor del parque diariamente, durante la cual dejemos todo atrás y nos enfocaremos simplemente en lo que vemos, en los sonidos y aromas de la naturaleza. O puede ser también tan simple como cerrar los ojos por 5 minutos cada día para descansar la mente.

Todo lo que necesitas es decisión y disponibilidad para brindarte un poco de tiempo para ti misma y conectarte con tu mente y todo lo que esté a tu alrededor.

Se bella no sólo por fuera sino también por dentro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada