miércoles, 23 de febrero de 2011

Adelgazamiento con la lipo láser

Si a pesar de las dietas, los ejercicios y todos los métodos habidos y por haber, la grasa extra no baja ni en un milímetro, la mayoría de “gorditos” opta por una lipo. Pero la tradicional liposucción o lipoaspiración, además de necesitar varias semanas de recuperación para ver los resultados, puede producir daños a nuestros vasos sanguíneos.

La nueva técnica de cirugía cosmética que resuelve estos problemas se llama lipoescultura láser y tras un par de horas después de haber eliminado la innecesaria grasa corporal, podemos continuar con nuestras vidas como si nunca hubiéramos sido operados.

La lipo láser recibe su nombre de la utilización de la luz láser para diluir la grasa corporal -que es una manera menos riesgosa que los procedimientos tradicionales de eliminar el tejido adiposo sobrante- y moldear la silueta.

Después del obligado chequeo médico se introduce una pequeña aguja por donde se pasa la anestesia local y luego una fibra óptica que proporciona el haz de luz láser. Así la grasa es licuada y se elimina en un 80% en las 12 horas posteriores a la intervención por el mismo orificio por donde ingresó la aguja. El 20% restante se excreta por la vía renal.

Ya que solo se requiere anestesia local, el paciente puede colaborar con el médico poniéndose en la mejor posición para extraer la grasa. Pero como todo tiene sus pros y contras, esta técnica solo permite sacarla en pequeños montos (que van de 300 a 500 gramos) y tampoco puede aprovechársela en implantes de senos o glúteos. No obstante, es una buena opción para los que quieran verse regios sin alterar su ritmo de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada