lunes, 21 de febrero de 2011

Cómo dejar de comer por ansiedad

Puede ocurrir que ante problemas cotidianos nos pongamos nerviosos y nos entre ansiedad. Ante esta situación hay muchas personas que utilizan la comida como modo de relajación lo que se traduce en un incremento sustancial de peso y esto es debido a que el cerebro interpreta el comer como una sensación de bienestar, como un acto placentero, por ello recurrimos a la comida como método para olvidarnos de los problemas y sentirnos bien con nosotros mismos. Pero al fin y al cabo, el incrementar nuestra masa corporal se traduce en un problema más cuando nos miramos en el espejo. Además de no solucionar el problema que nos llevó a abrir el frigorífico entre horas.

¿Cómo solucionarlo? El primer paso para acabar con la ansiedad es reconocer el problema que nos llevó a tenerla e intentar buscar una solución. Si no conseguimos resolver el problema por nosotros mismos es muy recomendable visitar a un especialista que nos oriente de forma profesional.

Mientras buscamos una solución a ese problema que nos ha llevado a engordar, te damos unos trucos para controlar el peso de forma inteligente y evitar comer más de la cuenta:

* Aprende a distinguir realmente cuándo sientes hambre de verdad y cuándo buscas calmar la ansiedad.
* Si al principio te cuesta “no picar”, elige alimentos poco calóricos para hacerlo en lugar de productos dulces.
* Elimina de tu despensa los caprichos tentadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada