lunes, 21 de febrero de 2011

Consejos de buena postura para realzar nuestra belleza

Nuestra belleza no solo se basa en los encantos físicos, sino -y creo que principalmente- en la actitud con que la mostremos. Aunque para no descuidar lo uno ni lo otro, resulta conveniente practicar posturas adecuadas.

Además de hacernos ver más esbeltas, una buena postura nos ayuda a transmitir elegancia y seguridad personal. Esto sin mencionar los beneficios a nuestra salud física y emocional, que suelen afectarse por las contracturas musculares, causada a su vez por los encorvamientos y tensiones del día a día.

Es probable que al principio no estemos muy cómodas con nuestra “nueva posición”. Pero vale la pena hacer el esfuerzo diario por habituarnos a ella. Y que para que no sea en vano, les propongo algunos ejercicios que les ahorrarán el tiempo de aclimatación y una gran dosis de dolor.

• La base de una buena postura es reconocer nuestro cuerpo y saber si está alineado correctamente. Así que pongámonos frente al espejo y con una regla larga de metal observemos cuan arqueada se encuentra nuestra columna.

• Ya detectado el encorvamiento, comencemos con la corrección base. Esta consiste en elevar ligeramente la barbilla, con la cabeza levantada y el cuello erguido. También puede ser de mucha utilidad poner encima de la cabeza un libro y caminar con él.

• El paso siguiente es relajar los hombros y echarlos para atrás como si cayeran rendidos de cansancio. De igual manera con los brazos para ir enderezando la columna y que se aprecie mejor nuestra postura erguida.

• Debemos ejercer una ligera tensión sobre los músculos abdominales y contraer los glúteos hacia adelante. Así podremos disimular los rollitos y nuestra cintura se verá más estilizada.

• No hay que olvidarnos de las extremidades inferiores. Las rodillas relajadas y los pies separados aproximadamente 7 centímetros (un palmo) constituyen el soporte para las demás correcciones. Día a día disfrutaremos de una erguida belleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada