miércoles, 23 de febrero de 2011

Cómo aprovechar nuestras sesiones de natación

Nadar es un ejercicio muy saludable, recomendado para mujeres de cualquier edad ya que no solo te ayuda a mantener la figura, sino que también beneficia a quienes padecen problemas de articulaciones. La práctica de este deporte se imcrementa con la llegada del verano, en esta estación es cuando podemos nadar al cobijo del sol y de buenas temperaturas.

Para hacer de tus sesiones de natación, un momento agradable, debes tener en cuenta estos consejos:

* Las piscinas son un lugar de cultivo de los temidos hongos, para prevenir el contagio, es imprescindible que utilizes sandalias de goma o chanclas para tus desplazamientos.
* Recuerda que nadar es un deporte, en el que se trabajan los músculos, así que no te olvides de realizar una rutina de calentamiento suave antes de sumergirte en la piscina.
* Un dato muy importante se relaciona con los cortes de de digestión, sabías que estos no solo se producen después de haber comido, sino también cuando nuestro cuerpo está acalorado, por haber realizado mucho ejercicio o por las altas temperaturas, así que relájate y deja que la temperatura de tu cuerpo descienda antes de zambullirte.
* Previene las otitis, secando muy bien tus oidos una vez que hayas concluido cada sesión de natación.
* Recuerda seguir dos normas de higiene que denotan tu respeto por los demás y por ti misma: Dúchate antes de entrar a la piscina y al salir (para eliminar restos de cloro); lleva gorro de baño,en especial si tienes pelo largo, evitarás ensuciar la piscina y te será más cómodo el nadar con el cabello recogido.

Estos tips, harán de tus relajantes sesiones de natación un momento divertido a la vez que seguro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada