lunes, 14 de febrero de 2011

Ejercicios que nos ayudan a combatir la flacidez en los brazos

Cuando pasamos revista a nuestro cuerpo (busto, vientre, caderas, muslos) para ponernos en forma, no debemos pasar por alto los brazos.

Muchas veces nos olvidamos de ellos hasta que llega el momento de lucirlos, que no es necesariamente en el verano sino en cualquier ocasión en la que tengamos que asistir a algún evento, y allí vienen las lamentamentaciones porque descubrimos que tienen barritos o rojeces y lo que es peor, perdieron firmeza y estan flácidos.

Con el paso del tiempo y la poca actividad, la cara interna del antebrazo termina en algo parecido a una cortina. Sin embargo esto se puede prevenir y también se puede solucionar. Si realizamos ejercicio físico tres veces por semana e hidratamos bien nuestros brazos, posiblemente no tengamos problemas de flacidez o descolgamiento.

Para fortalecer los triceps debemos ejercitarlos con tablas específicas, pero también hay ciertos deportes que ayudan a ello, como el voleibol, el cual es el deporte más completo para ejercitar los brazos, aunque resulta difícil practicarlo si no hay un grupo de personas dispuesto. Otros como el tenis y el pádel también son completos y los fortalecen aunque siempre inciden en un brazo más que en el otro.

Hay técnicas deportivas que además de ponernos en forma, nos ayudan a descargar adrenalina; además, si deseamos las podemos practicar en casa, estas son el aeróbic y el aerobox. El primero es ya conocido por todas y el segundo es una combinación de aeróbic y kickboxing (soltar puños y patadas), una actividad muy energética y relajante a la vez.

Otra actividad que resulta muy tonificante y menos dinámica, es el bodypump, que se realiza con pesas. Podemos escoger los kilos que deseemos, pero es mejor que no sean demasiados para no cargar los bíceps. Para tonificar y endurecer será suficiente con un kilo.

Una práctica muy sencilla que podemos incluir en nuestra rutina diaria y que nos ayudará a mantenernos en forma con poco esfuerzo es la siguiente: apretar los puños y relajarlos o apoyar las palmas de las manos en los brazos de la silla y elevar levemente el cuerpo. Se pueden realizar en el trabajo o en casa y aunque parezca irrisorio, ayudan a fortalecer poco a poco las extremidades superiores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada