miércoles, 23 de febrero de 2011

Para qué sirve el Reiki

El Reiki es una técnica japonesa para reducir el estrés y promover la curación. Se administra posicionando las manos sobre el cuerpo de una persona mientras una fuerza energética fluye de las manos, causando la rehabilitación del cuerpo. Si la fuerza energética de la vida es baja en una persona, entonces es más probable que esa persona se enferme o se sienta estresada, y si es alta entonces esa persona es más capaz de vivir feliz y saludable.

La palabra Reiki está hecha de dos palabras japonesas: Rei que significa “sabiduría” de Dios o “Poder más alto” y Ki que significa “fuerza energética de la vida”. Así que Reiki significa “fuerza energética de la vida guiada espiritualmente”.

Este tratamiento se siente como un maravilloso resplandor radiante que fluye a a través de nosotros y de nuestro alrededor. El Reiki trata el cuerpo, las emociones, la mente y el espíritu creando un efecto beneficioso que incluye relajación y sentimientos de paz, seguridad y bienestar. Muchos han reportado un resultado milagroso por lo que se afirma que el Reiki es un estilo de vida.

El Reiki es un método simple, natural y seguro de curación espiritual y mejoramiento personal que toda persona puede usar.

Esta técnica es muy fácil de aprender, se transfiere del maestro al estudiante durante las clases de Reiki y permite al estudiante estar al contacto de una fuente de fuerza energética de la vida para mejorar la salud y realzar la calidad de vida.

A través del Reiki el paciente puede eliminar hábitos negativos para su salud y bienestar como el enojo, la preocupación, etc. Obteniendo de este modo una mejor actitud hacia la vida y combinado con los ejercicios de respiración que se enseñan, se ayudará a manejar mejor las enfermedades.

Es necesario que la persona desee mejorar pues el enfoque mental y la confianza en el proceso serán vitales para ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada