lunes, 21 de febrero de 2011

Cómo tener un cuerpo firme

Con el paso del tiempo, nuestros tejidos se ablandan, nuestra piel va perdiendo la firmeza y aparece la flacidez, lo que hace que nuestro cuerpo se dirija de manera imparable hacia abajo, se pierde el tono muscular que es el que da firmeza a nuestro cuerpo. Este proceso natural que viene con lo años no podemos detenerlo, pero sí retrasarlo y mejorarlo tomando medidas preventivas.

La elasticidad de la piel se encuentra en la dermis, que es la zona media de la piel, y está compuesta en un 75 % por fibras de colágeno, que es un elemento fundamental de la dermis ya que es el que provoca sensación de firmeza, y se enlaza con las fibras de elastina que es una molécula ancha en forma de resorte responsable de la elasticidad de la piel.

Entre estos dos elementos de la piel se forma una especie de malla natural que la sostiene, el primero da resistencia, tono y estructura y la segunda proporciona flexibilidad y movimiento logrando que la piel vuelva a su estado original. En la juventud prevalece el colágeno soluble que tiene la capacidad de retener agua, al pasar el tiempo da lugar al colágeno insoluble que no puede retener líquido dando lugar a que la piel se seque.

Igualmente las moléculas en forma de resorte se acortan y disminuyen en número dando lugar a que esa malla antes ordenada y estructurada comience a ceder y la piel que antes se mostraba tersa y lisa pierda firmeza y elasticidad.

Para reafirmar nuestra piel, en primer lugar, debemos usar agentes hidratantes capaces de retener gran cantidad de agua como las nuevas generaciones de cremas anti-edad que frenan la acción de la colagenasa que es una enzima que ataca y destruye el colágeno natural, también usando productos que contengan activos que estimulen a las células encargadas de producir el colágeno y elastina, asegurando que puedan funcionar a pleno rendimiento.

Otro aspecto importante par no perder o recobrar la firmeza del cuerpo es entrenando los musculos, practicando algún tipo de ejercicio de resistencia una a dos veces por semana.

Finalmente, algo que no debes olvidar es beber bastante agua, alrededor de 2 litros diarios para mantener los músculos hidratados y tonificados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada