lunes, 14 de febrero de 2011

Spinning: lo que debes saber acerca del ciclismo de salón‏

La finalidad de toda práctica de ejercicios es mantener un estilo de vida saludable, además de un buen estado físico. En este caso, el spinning es un programa que tiene mucha demanda entre aquellas personas que desean bajar de peso, ya que se puede quemar entre 400 a 500 calorías en cada sesión.

El spinning, ejercicio de pedaleo fijo, nos brinda beneficios aeróbicos como anaeróbicos y nos otorga resistencia física mediante ejercicios que van intensificándose progresivamente durante cada sesión. Se empieza pedaleando sentada en la silla, ajustando la resistencia adecuada, con la finalidad de fortalecer los músculos de las piernas, lo que se llega a lograr de manera paulatina.

* Durante cada sesión, el instructor ayudará a regular la altura del asiento para que las rodillas queden ligeramente dobladas cuando se pedalee, también ajustará el frente y la parte posterior del asiento hasta lograr que los brazos estén a una distancia cómoda de las manillas y los codos ligeramente doblados.
* En un inicio, el manillar debe estar en una posición más o menos alta y cuando aumente la flexibilidad recién se puede empezar a mover las manillas hacia abajo hasta alcanzar nivelarlas con el sillín.
* Las bicicletas de spinning tienen el engranaje fijo, por lo tanto, para que los pedales dejen de moverse, se debe ir reduciendo gradualmente la velocidad.
* Siempre se tiene que sentir resistencia con la bicicleta y, antes de intentar aumentar la velocidad, se debe conocer todos los movimientos.
* En caso de sentir debilidad o mareos, lentamente dejar de pedalear.

Llevar la vestimenta adecuada para esta práctica, te ayudará a conseguir un mejor rendimiento:

* Polos o tops especiales, que permiten absorber y extraer el sudor, evitando que este se quede en la prenda (dry fit).
* Shorts acolchados, para mayor comodidad durante la sesión.
* Toalla de mano
* Botella con agua o bebida isotónica, para mantener la hidratación.
* Zapatillas de suela dura. Las de suela blanda impiden que el flujo sanguíneo se distribuya en forma adecuada a los pies, pudiendo presentarse calambres o adormecimientos en los dedos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada