miércoles, 2 de marzo de 2011

Meditación: Una solución para proteger nuestro cerebro y corazón

Además de ayudarnos contra el estrés, se ha revelado que una rutina de meditación diaria podría reducir los riesgos de padecer un ataque cardíaco o un derrame cerebral, ya que puede lograr una disminución considerable de la presión sanguínea.

La adrenalina, producida en situaciones de estrés puede incrementar la presión de la sangre y la posibilidad de coagulación, aumentando el riesgo de cardiopatías y otros daños. La meditación es una técnica muy efectiva para manejar las tensiones de la vida diaria y lograr un mejor funcionamiento del organismo.

Existen diferentes técnicas de meditación pero todas ella comparten los siguientes pasos básicos:

1. Buscar un ambiente tranquilo y apartado de posibles distracciones.
2. Si se desea, poner una música de fondo relajante.
3. Adoptar una postura cómoda, la más común es sentada con la espalda recta.
4. Escoger un objeto en el cual enfocar toda nuestra atención. Puede ser una imagen, una palabra, nuestra propia respiración.
5. Adoptar una actitud pasiva y receptiva.

La meditación requiere de tiempo, dedicación y práctica, algo que no todos estan dispuestos a aportar. Sin embargo, los beneficios de dominar la técnica de la meditación tienen consecuencias directas en la mejora de la salud y el bienestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada