miércoles, 2 de marzo de 2011

Prótesis masculinas

Si pensaban que las mujeres eran las únicas capaces de realzar su figura con un buen implante de senos, se equivocan. Aunque no sea para lucir un seductor brassiere (sino más bien para tener el pecho al descubierto), los hombres también optan por la cirugía estética para colocarse prótesis en los lugares de su cuerpo que el gimnasio no ha podido tonificar como quisieran.

El ideal masculino de belleza corporal resalta la importancia de unos músculos bien marcados. Pero a veces esta musculatura no se desarrolla como se hubiese pensado.

Entonces hay que recurrir a suplementos químicos como los esteroides, que desarrollan estas zonas exageradamente y en tiempo acelerado, poniendo en riesgo la salud. Por otro lado, llevar prótesis no causa efectos dañinos (cuando se hace el procedimiento adecuado) y su resultado es menos artificial.

Las prótesis masculinas se diferencian de las de las mujeres en la forma y el volumen, porque son más cuadradas y finas. Y se suelen colocar por encima del músculo para dar mayor efecto de aumento, aunque sin exagerar.

Por cierto, los implantes de pecho no son los únicos populares entre los caballeros ansiosos de mostrar un cuerpo de impacto. También existen prótesis para los brazos (en bíceps y tríceps), pantorrillas y glúteos. Y por si fuera poco, para partes que se notan menos a primera vista, como los testículos (supongo que para no tener que apagar la luz la luz en sesiones amatorias).

En toda esta onda expansiva de los implantes de silicona, sea para hombres y mujeres, hay un deseo por llegar al ideal de belleza física personal que, al parecer, se está volviendo más accesible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada