lunes, 14 de marzo de 2011

Las frutas en la alimentación

Las frutas son un grupo de alimentos muy importante para vivir con salud, por lo tanto, deben estar presentes en tu alimentación diaria.

A continuación, te doy un número de razones por las cuales debes ingerir frutas todos los días:

* Las frutas por lo general son bajas en calorías, por lo que son buenas si quieres mantenerte en forma. Debes tener cierto cuidado con el coco y la palta (aguacate) son las frutas con mayor contenido calórico.
* Las frutas son grandes fuentes de vitaminas. La vitamina C y la vitamina A, presentes en las frutas, son ricas en sustancias antioxidantes, te ayudan a prevenir el envejecimiento y muchas enfermedades, como el cáncer. En menor cantidad, se encuentra la vitamina B, soluble en el agua, por lo que su consumo diario es esencial.
* Las frutas poseen minerales, como el potasio (necesario especialmente cuando realizas actividad física intensa) y el magnesio (relacionado con el funcionamiento del intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y la resistencia ante enfermedades degenerativas, posee un suave efecto laxante y es anti-estrés).
* Las frutas tienen gran contenido de fibra por lo que ayudan a regular el sistema digestivo.
* Las frutas, por su gran cantidad de agua, favorece la eliminación de toxinas, a través de la orina y a mantenernos hidratados.
* Las frutas se encuentran al alcance de la mano. Las puedes encontrar en los supermercados durante todo el año. Sin embargo, es preferible comprar las frutas propias de cada estación. Si las compras fuera de temporada, muy probablemente no estén muy buenas y mucho más caras.

Por lo tanto si quieres mantenerte saludable, debes consumir frutas diariamente (5 porciones por día) siempre tomando en cuenta los siguientes consejos:

* Lavar y desinfectar las frutas apenas llegues a casa, para prevenir posibles enfermedades.
* Evitar chancar las frutas porque esto acelerará el proceso de descomposición.
* Eliminar la fruta descompuesta, para que no contagie a las que están buenas aún.
* Debes cubrir los recipientes que tengan fruta cortada con papel film y colocarla en la refrigeradora. Si deseas consumir una cantidad, saca tu porción unos minutos antes y guarda el resto en la refrigeradora.
* Debes tener en cuenta que hay frutas que se descomponen más rápidamente (fresas, moras, etc.). Lávalas con un colador y guárdalas en la refrigeradora. Las frutas más resistentes las puedes lavar con un cepillo destinado para ello.
* No dejes la fruta sin cáscara (a la intemperie) por mucho tiempo, pues perderás gran cantidad del aporte vitamínico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada