miércoles, 2 de marzo de 2011

Tonifica el busto

Aunque el tamaño puede ser importante para algunas personas, no es determinante para tener un busto atractivo. Si no, imagínense uno flácido y caído. Por eso debemos tratar de que conserve su forma y se sienta tonificado.

La mejor manera de hacerlo es trabajando con las máquinas del gimnasio o a través de una simple rutina que podemos realizar en casa. A continuación, los cuatro ejercicios base para gozar de unos senos moldeados y sensuales:

• Contra la pared: Ponte de pie y, mirando hacia la pared, toma distancia con los brazos, apoyándote en las palmas de las manos. Luego, flexiona los codos de modo que el pecho toque el muro, volviendo a la postura vertical una y otra vez, pero sin mover ni doblar las rodillas.

• Al borde de la silla 1: Ahora toma asiento, preferiblemente al borde de la silla. Flexiona los brazos a la altura del pecho, haciendo que se junten las puntas de los dedos. Inmediatamente, levanta los codos hasta los hombros y regresa a la postura anterior varias veces.

• Al borde de la silla 2: Continúa sentada en la misma posición. Cruza las manos sosteniendo tus antebrazos. Aprieta los músculos con golpes cortos y secos hacia adentro y hacia afuera.

• Espalda recta: Finalmente, siéntate con la espalda derecha. Una vez en esta postura, levanta uno de tus brazos y estíralo al máximo. Cuando hayas hecho todo tu esfuerzo, haz que retorne a su posición inicial, mientras intercambias el movimiento con el otro brazo.

Practica cada ejercicio entre 15 y 20 veces. Antes asegúrate de estar con ropa cómoda, sobre todo, con un sostén deportivo de algodón que permita respirar a tus senos. Y no olvides hidratarte con agua antes, durante y después de tu rutina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada