miércoles, 2 de marzo de 2011

Perdiendo peso mientras dormimos

Cumplir con cierto número de horas de sueño es vital para mantener la figura. Como todos sabemos, ¡dormir es un placer! Es un hecho que una mala noche provoca ojeras y bolsas bajo los ojos, mientras que un sueño reparador las evita.

En el pasado sólo se pensaba que dormir bien podía ayudar a perder peso, sin embargo, un estudio realizado por una universidad estadounidense ha revelado que los que quieren adelgazar deben dormir más y mejor. Personas con el sueño ligero que duermen menos de 4 horas diarias tienen más propensión a la obesidad que los que duermen 7 a 9 horas.

El estudio es concluyente, más de 7 horas de sueño significan menos kilos. La teoría es que el no dormir hace que se alteren las hormonas que controlan el apetito, es decir, la falta de sueño reduce los niveles de leptina que es una proteína sanguínea que suprime el apetito y eleva los niveles de grelina que es una sustancia que provoca deseos de comer.

Por lo tanto debemos preocuparnos por tener un ambiente agradable a la hora de domir, contar con un buen colchón que se ajuste a nuestro cuerpo, usar una buena almohada que nos de una buena posición para el cuello y que nos ayude a mantener una buena respiración. También podemos usar diferentes técnicas de relajación antes de ir a la cama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada